martes, 19 de julio de 2011

Os damos la bienvenida a este blog dedicado a la difusión y conocimiento de la Músicoterapia.

A lo largo de la historia, muchas civilizaciones han reconocido la influencia que tiene la música en las personas. Por ejemplo, ya en los papiros médicos egipcios del año 1500 A.C., se hace referencia al encantamiento de la música relacionándola con la fertilidad de la mujer. En la Biblia encontramos como David efectuaba música curativa frente al rey Saúl. En muchas leyendas, cosmogonías y ritos sobre el origen del universo en diversas culturas, el sonido juega un papel decisivo. Así pues, la música fue para el hombre primitivo un medio de comunicación con el infinito. Para los egipcios el Dios Thot creó el mundo con su voz. Los médicos brujos solían y suelen utilizar en sus ritos mágicos, canciones y sonidos para expulsar los espíritus malignos que existen en el individuo enfermo y se ayudan con la danza, la expresión corporal y la ejecución instrumental. Por los indios de la boca de Bramha salen los primeros dioses y estos son cantos y el sonido OM es la silaba engendradora de la creación. Entre los griegos Aristóteles fue el primero en teorizar sobre la gran influencia de la música en los seres humanos. A él se debe la Teoría del Ethos, palabra griega que puede ser traducida como "la música que provoca los diferentes estados de ánimo."



Teniendo en cuenta que la música es una de la Bellas Artes más difundida porque nace con la misma habla, se podria decir que la Musicoterapia nace con la misma humanidad (¿No es la Nana el primer acto musicoterapeutico universal a todas las culturas?)
La AMTA (American Music Therapy Association) define la Musicoterapia como:
“El uso controlado de la música con el objeto de restaurar, mantener e incrementar la salud mental o física. Es la aplicación sistemática de la música, dirigida por un músico terapeuta en un ambiente terapéutico, con el objeto de lograr cambios de conducta. Estos cambios ayudarán al individuo que participan de esta terapia a tener un mejor entendimiento de sí mismo y del mundo que lo rodea, pudiendo adaptarse mejor a la sociedad.”
Kennet Bruscia dice: “La Musicoterapia es un proceso de intervención sistemática, en la cual el terapeuta ayuda al paciente a obtener la salud a través de experiencias musicales y de las relaciones que se desarrollan a través de ellas como las fuerzas dinámicas para el cambio, para establecer una relación de ayuda socio-afectiva mediante actividades musicales con el fin de promover y/o restablecer la salud de las personas.”
Hoy en día sabemos que la musicoterapia es una rama de la ciencia y que se organizó como tal solo al comienzo de este siglo. En definitiva la musicoterapia es la combinación de muchas disciplinas, que giran alrededor de Música y Terapia, porque es contemporaneamente Arte, Ciencia y Proceso inetrpersonal.
Como Arte tiene a que ver con la Subjetividad, Individualidad, Creatividad  y Belleza. Como Ciencia, tiene a que ver con la Objetividad, Colectividad, Replicabilidad y Verdad. Y en cuanto Proceso Interpersonal, tiene que ver con la Empatia, Intimidad, Comunicación, Influencia recíproca y Relaciones de roles. Al ser contemporaneamente un arte y una ciencia que se practica dentro de un proceso interpersonal requiere de la integración de muchos elementos aparentemente contradictorios. La musicoterapia puede ser objetiva y subjetiva, individual y colectiva, interpersonal e intrapersonal. Como arte, la musicoterapia se organiza por la ciencia y se focaliza por un proceso interpersonal. Como ciencia se enriquece por el arte y se humaniza por la relación terapeuta-cliente. Como proceso interpersonal, es facilitado por el arte y guiado por  la ciencia.
En definitiva la musicoterapia es la ciencia que estudia los efectos terapéuticos de la música en los seres humanos. Quién realiza esta terapia es el musicoterapeuta, profesional entrenado no solo en música sino que también en psicología, anatomía, técnicas de investigación, y otras ramas paralelas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada